PUYA O COSECHA

Con esta labor se realiza un recorrido en la plantación cortando todos los racimos que cumplan con los requisitos de calibración y edad estipulada de acuerdo con el destino, los racimos se comienzan a cosechar a partir de la novena semana de haberse embolsado e identificado, siempre tenga la calibración exigida.